Aprender de Carlos Matallanas
1 min read

Aprender de Carlos Matallanas

Vivimos obsesionados con las cosas que no podemos hacer. Viajar en pandemia. La casa y el coche que no nos podemos permitir. Estar aquí, pero también allá. El talento con el que no nacimos. Las limitaciones.

Empecé a oír a hablar de Carlos Matallanas (1981-2021) cuando entré en la redacción de El Confidencial, en 2014. Ese mismo año le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Desde entonces no ha dejado de sumar más y más limitaciones físicas a consecuencia de su enfermedad.

Perdió el habla. La capacidad de respirar con autonomía. Moverse con libertad. Pero, durante toda esa lucha, lo que nunca perdió es ni una pizca de vida.

Escribió Mi Batalla contra el ELA y La vida es un juego. Siguió publicando, escribiendo y denunciando las injusticias políticas y administrativas de la enfermedad. Continuó disfrutando del fútbol. Peleó sin descanso.

Y ese es el gran valor, lección y ejemplo que nos deja Carlos. Que la vida no consiste en obsesionarnos con las cosas que no podemos hacer, sino ser felices con las miles que sí somos capaces.

Nunca le llegué a conocer tanto como sus compañeros. Pero sus textos me permitieron tenerle siempre cerca.

Como dice Álvaro, ha muerto Mata. Qué puta mierda.

*FUNDELA es la asociación a través de la cual Carlos canalizó su lucha contra la enfermedad, siendo su embajador.

FUNDELA - Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica | FUNDELA

¿Te está gustando el contenido? Suscríbete gratis para desbloquear más.